Descansos en la conducción de autobuses

asientos-1
Tipos de asientos homologados para autobuses
11 mayo, 2016
autobus-1
Excursiones veraniegas en autobús
7 junio, 2016
Mostrar todos

Descansos en la conducción de autobuses

area-descanso-atuobuses-1

A la hora de gestionar los descansos de los conductores de autobuses, se tienen en cuenta variables del siguiente tipo, cansancio previo normal, horas de conducción acumuladas, y necesidades personales según cada caso.

De todas las maneras, independientemente de las particularidades de cada caso concreto, existen unos mínimos exigibles y obligatorios, que todos los profesionales de la conducción de autobuses deben cumplir, bajo la normativa correspondiente.

DESCANSO DIARIO EN CONDUCCION AUTOBUSES: COMO GESTIONARLO

Se considera que en las 24 horas siguientes a un periodo de descanso normal, los conductores deben optar por un nuevo periodo de descanso diario, siendo este, normal o reducido, es decir, se trata de un periodo de descanso normal, aquel que contemple al menos 11 horas, y el reducido de al menos 9 horas y siempre inferior a 11 horas.

En el caso del periodo de descanso normal, de 11 horas, se puede dividir en dos fases, una primera fase de 3 horas ininterrumpidas, y una segunda fase, de 9 horas al menos, ininterrumpidas igualmente.

descanso-autocar-1

Una de las premisas que cualquier conductor debe cumplir, es que no se podrá disfrutar de más de tres períodos de descanso diario reducidos, entre dos períodos de descanso semanales (que a continuación expondremos).

Existen ocasiones en las que la conducción de un autobús o autocar se hace de manera conjunta, es decir, con un equipo de conductores que se alternan la volante, en estos casos, los conductores deberán haber descansado un nuevo período de de al menos 9 horas, en el espacio de 30 horas, desde que terminara su período de descanso diario o semanal anterior.

LA GESTION DE LOS DESCANSOS SEMANALES EN LA CONDUCCION DE AUTOBUSES

Los periodos de descanso semanales, deben comenzarse antes de que se hayan finalizado seis días consecutivos de 24 horas, desde el último descanso semana del que se haya disfrutado. De igual forma que en los descansos diarios, aquí también pueden ser descansos normales o reducidos.

Se habla de un periodo de descanso semana normal, cuando se trata de cualquier periodo de descanso de 45 horas, al menos, y se trataría de un descanso semanal reducido, si el periodo de descanso es inferior a 45 horas, y es reducible a un mínimo de 24 horas seguidas.

Durante periodos de dos semanas consecutivas de trabajo, el conductor deberá tomarse al menos dos periodos de descanso semanal normal, o un periodo de descanso semanal reducido de 24 horas y otro descanso semanal normal, como particularidad a esta última modalidad, los descansos que sirven como compensación por un período de descanso semanal reducido, deberán tomarse además de otro período de descanso, de al menos nueve horas.

LUGARES DE DESCANSO PARA LOS CONDUCTORES DE AUTOBUSES

Normalmente el mismo autobús o autocar sirve de habitáculo para el descanso, siempre que se incluyan las condiciones necesarias para ello, es decir, que exista confortabilidad y comodidad en esas horas de descanso que se hayan estipulado por norma realizar.

area-descanso-atuobuses-1

En cualquier caso, el descanso es uno de los factores más importante para salvaguardar la cautela, y la manera de sobrellevar todas las horas de conducción que normalmente son las protagonistas de la profesión, como profesionales de la conducción de autobuses y autocares en Madrid.

GRAVEDAD EN EL NO CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES COMO CONDUCTOR DE AUTOBUSES

Se consideran hechos sancionables a la hora de acometer una falta muy grave, aquellos momentos en los que se incumplan en un porcentaje superior al 50% los tiempos de descanso obligatorios, que podría ocasionar una sanción económica en un rango de 3.300 euros a 4.600 euros, ya que se considera una falta muy grave.

Los casos de faltas graves son aquellos en los que se incumplan en un porcentaje superior al 20% los tiempos de descanso obligatorios, a los que correspondería una sanción económica de 1.500 a 2.000 euros. Y por último, consideramos una falta leve, con sanciones de entre 300 a 400 euros, el hecho de aminorar los periodos de descanso o pausa establecidos.

En las faltas muy graves y graves, si se comprueba que el tiempo de descanso no se está cumpliendo, mientras se está conduciendo, se obligará a la inmovilización absoluta del vehículo, hasta asegurarse de que se cumplen de nuevo los motivos que provocaron la sanción.